Utilizamos cookies de seguridad durante el proceso de compra. Puedes ver las condiciones aquí.

Codorniu sufre un incendio que destruye parte de sus instalaciones

martes 2 de agosto, 2011

Codorniu sufre un incendio que destruye parte de sus instalaciones

Codorniu sufre un incendio que destruye parte de sus instalaciones

Un incendio ha quemado parte de las instalaciones de las cavas Codorniu, situadas en Sant Sadurní d’Anoia (Alt Penedès) arrasó una superficie de 3.000 metros cuadrados al lado de la carretera BV-2244, según informan los Bomberos de la Generalitat.

Siete dotaciones de los Bomberos de la Generalitat siguen trabajando a las 15.00 horas en las labores de enfriamiento e inspección de la estructura y retirada de las partes afectadas en la empresa.

Según un comunicado, después de la última valoración realizada por los Bomberos, la superficie que el fuego ha quemado totalmente alcanza unos 3.000 metros cuadrados de los 20.000 que tiene el conjunto del complejo de las naves.

El incendio ha afectado a dos naves de la empresa: una de 50×20 metros -donde se guarda las botellas- y otra de 100×50 -de maquinaria y logística- cuyo techo se ha derrumbado, por lo que -ante la posibilidad de otros colapsos en el interior- las labores de extinción se han realizado desde el exterior de dichas naves.

El fuego, que no ha dejado ningún herido, se ha declarado a las 2:35 horas debido, supuestamente, a un cortocircuito en la sala de las carretillas elevadoras y de ahí paso el almacén de productos, entre los que se encontraban botellas de cava. El incendio ha sido controlado dos horas después gracias a la intervención de una veintena de dotaciones terrestres de los Bomberos.

En el momento del incendio, solamente el vigilante se encontraba presente en las instalaciones de la empresa, por lo que no ha sido necesario desalojar a nadie. La empresa no tiene todavía una evaluación de los daños que han producido las llamas, tanto por lo que respecta a los edificios dañados como las botellas de cava que había almacenadas. 

El fuego se encuentra controlado y no ha afectado ni a las cavas ni al complejo monumental obra del arquitecto modernista Josep Puig Cadafalch.

Subir