Utilizamos cookies de seguridad durante el proceso de compra. Puedes ver las condiciones aquí.

Conflicto en la investigación sobre el consumo de refrescos y la obesidad

martes 19 de julio, 2011

Conflicto en la investigación sobre el consumo de refrescos y la obesidad

Conflicto en la investigación sobre el consumo de refrescos y la obesidad

Un nuevo meta-análisis de ensayos controlados aleatorios publicado en Obesity Reviews, afirma que tomando como base las investigaciones actuales, es difícil distinguir el efecto del consumo de bebidas azucaradas en el índice de masa corporal (IMC).

Muchos estudios han sugerido una fuerte relación entre el consumo excesivo de bebidas nutritivamente endulzadas (nutritively-sweetened beverages o NSBs) y un mayor índice de masa corporal (IMC).

Sin embargo, esta última investigación sugiere que hay una necesidad de más pruebas controladas aleatorias (randomized controlled trials o RCT) en personas con sobrepeso para investigar si existe una relación de causa.

Este tipo de pruebas son consideradas como las mas rigurosas para dilucidar una relación causa-efecto entre determinados factores.

"Con la evidencia actual no podemos asegurar de manera concluyente que el consumo de NSB contribuye particularmente a la obesidad o que al reducir el consumo de NSB se reduzcan los niveles de IMC en general", escribieron los autores. "Recomendamos una serie de RCT con aquellas personas con sobrepeso susceptibles de encontrar dicho efecto".

Los investigadores encontraron que en seis estudios existía un aumento en el peso al aumentar el consumo de NSB. Sin embargo, el meta-análisis de los estudios que trataron reducir el consumo de NSB, no mostraron un efecto global sobre el IMC.

Tres de los autores, entre ellos el autor principal, Dr. David Allison, reconocieron conflictos de interés en el estudio, diciendo que habían recibido "donaciones y honorarios por consultoría para varias empresas de alimentos, bebidas, empresas farmacéuticas, y también entidades sin ánimo de lucro que tienen interés en la obesidad".

Investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham (UAB), analizaron los datos de 12 RCT. Los resultados definieron las bebidas NSBs como “algo que se bebe y a lo que se ha añadido un edulcorante nutritivo”, incluyendo los refrescos, ponches de frutas y leche de chocolate, y no así los refrescos dietéticos, los zumos de fruta 100% y la leche entera sin azúcar.

Para ser incluidos en el informe, los estudios tenían que durar al menos tres semanas, la grasa corporal tenía que medirse al comienzo y al final del período de estudio, y se asignó al azar a los participantes que podían o no tomar bebidas NSBs.

Los autores concluyeron que, aunque hay un considerable apoyo por parte de la literatura existente a esta asociación, hace falta una evidencia de los RCT.
"Las autoridades deben actuar para detener el problema del sobrepeso y la obesidad, y ,lamentablemente, esto significa que estas decisiones se deben hacer sin tener el conocimiento adecuado", escribieron los autores. 

 
Subir