Utilizamos cookies de seguridad durante el proceso de compra. Puedes ver las condiciones aquí.

La cerveza y la crisis de deuda europea

miércoles 21 de septiembre, 2011

La cerveza y la crisis de deuda europea

La cerveza y la crisis de deuda europea

La caída en el consumo de cerveza podría estar contribuyendo a la crisis de la deuda europea, al menos esa es una de las conclusiones del estudio realizado por Ernst & Young para Brewers of Europe. Consumir menos cerveza deprime.

La conclusión no es un chiste. Según el estudio, el cambio en los hábitos de consumo de cerveza en Europa generado por la crisis financiera está dejando los bares vacíos. El ahorro de los consumidores le está costando empleos en el sector de la hostelería y afectando los ingresos fiscales.

El consumo creciente en el hogar tiene un efecto desproporcionado sobre el desempleo, ya que el 73 % de los puestos de trabajo de la industria cervecera en Europa están relacionados con los bares, hoteles y restaurantes.

La caída del consumo

El consumo de cerveza en Europa cayó un 8 % entre 2008 y 2010. Sin embargo, el empleo en la industria de la cerveza cayó un 12 %, un ratio muy alto si se compara con la caída del 2 % promedio del empleo en Europa.

Las pérdidas de empleo pueden exacerbar la crisis de la deuda debido a los desempleados suelen cobrar los beneficios sociales en lugar de pagar impuestos. A lo que se suma que cuando disminuye el consumo de cerveza, los gobiernos recaudan menos impuestos sobre las ventas de cerveza.

Un ejemplo palpable es Grecia, uno de los países más afectados por la recesión de cerveza. El consumo anual per cápita cayó de 41 a 36 litros entre  2008  y 2010, mientras que el empleo en la industria de cerveza cayó un 15 % (59.600 empleos).

El efecto de los impuestos

''Los gobiernos tienden a mirar a algunos sectores como fuentes de efectivo'', dijo el Sr. Pierre-Olivier Bergeron, secretario general de los Cerveceros de Europa.

Los incrementos en los impuestos en la cerveza son contraproducentes, ya que deprimen la demanda y, finalmente, provocan la pérdida de empleos y caída en los ingresos fiscales.

La industria cervecera se queja de que parte del declive se debe a fuertes incrementos en el IVA, por ejemplo en el Reino Unido ya AB-InBev está a punto de ejecutar un drástico plan de recorte de su fuerza de ventas.  

Una vía abierta a la recuperación

Pero mientras las grandes industrias cerveceras ven menguar sus ingresos y retrocede el consumo per cápita, las cervezas artesanales y las cervezas sin alcohol ganana cuota de mercado.

Esta tendencia muestra una realidad, la cerveza se está sofisticando y conquista consumidores más exigentes, y con mayor poder adquisitivo 

Convertir a la cerveza en una bebida de lujo tal vez sea una salida para algunas pequeñas y medianas cervecerías que encontrarían un nicho al competir con el vino como acompañante de comidas.

Sin embargo, si la crisis de la deuda se agrava y se rompe la unidad monetaria, la industria cervecera sufrirá, por mucho que todos los europeos quieran ahorar sus penas en alcohol.

Subir