Utilizamos cookies de seguridad durante el proceso de compra. Puedes ver las condiciones aquí.

La epidemia de impuestos a las grasas llegaría al Reino Unido

jueves 13 de octubre, 2011

La epidemia de impuestos a las grasas llegaría al Reino Unido

La epidemia de impuestos a las grasas llegaría al Reino Unido

Desde hace un tiempo se viene hablando de la obesidad como si fuese una epidemia. Ante el incremento de la tasa de personas con sobrepeso los políticos no tienen mejores soluciones que plantear impuestos. Primero Hungría, luego Dinamarca, ahora es el Reino Unido donde su Primer Ministro británico David Cameron está considerando la posibilidad de introducir un impuesto sobre las grasas. ¿Cuanto falta para que se implante este dogma de la nueva ciencia nutricional-macroeconómica? 

Martes, Octubre 11, 2011       Print-A A +A

Cameron llegó al poder con una campaña que decía: "No podemos seguir igual. Yo recortaré el déficit no el sistema de salud". Ahora  quiere recortar no el déficit, sino el exceso de grasa, que le genera al sistema de salud US$ 14.100 millones de costes.

Artículos Relacionados:  Impuesto a la grasa: Dinamarca impone una tasa a los alimentos grasos Hungría introduce un impuesto a los alimentos ricos en grasas El impuesto antiobesidad para los refrescos no funcionaría

El Primer Ministro Cameron fue categórico al declarar que es necesario considerar la creación de un impuesto sobre las grasas en el Reino Unido al preverse que dentro de 40 años más de la mitad de la población del Reino Unido será obesa.

Sin duda la de Cameron es una actitud de un estadista con visión de futuro, que quiere meter en cintura un problema que aún no existe, pero que cuya solución fiscal supondría mejorar la salud financiera de las arcas públicas.

El Cámeron-2011 que propugna por este tipo de medidas que 'socializan la responsabilidad de la dieta' - el impuesto lo pagan todos los consumidores-, es muy diferente al Cameron -2008 que ponía el énfasis en la responsabilidad de los indivíduos frente a situaciones como la obesidad, el alcoholismo o la pobreza.

¿Tener una dieta basada en grasas buenas, como el aguacate, desgravaría?

¿Qué ha pasado para Cameron de ese giro de 180º en su visión 'liberal' de la sociedad? 

La industria trabaja por la salud de los consumidores 

Un vocero del gobierno declaró que no está trabajando en un modelo fiscal contra la obesidad en estos momentos. 

LO que si está en marcha es un trabajo conjunto entre gobierno e industria con el propósito de reducir el contenido de grasas, azúcar y sal en los alimentos además de asegurar la oferta de productos alternativos más saludables.

¿Cuándo se empezará a hablar del engordamiento global?

Hasta el momento 82 empresas han eliminado las grasas trans artificiales de sus productos o planean hacerlo a finales de este año. Sin duda, la industria tiene como prioridad la salud de sus consumidores.

Por ejemplo, además de cambios en la formulación la industria alimentaria se esfuerza por educar al consumidor sobre los hábitos saludables de consumo y estilo de vida, como por ejemplo hace el programa Change4Life

A pesar de ello, parece ser que la única solución que plantean los políticos es la coerción económica. tal vez dentro de 40 años, con alimentos sin exceso de grasas, sal o azúcar, e incluso sin exceso de proteínas o fibra, la población sea igual de obesa. Tal vez planteen aplicarle un impuesto a las sillas, a los ordenadores y a todo aquello que facilite el sedentarismo.

Seguiremos con el mismo problema, la obesidad de los consumidores y la pereza mental de los políticos.

Subir