Utilizamos cookies de seguridad durante el proceso de compra. Puedes ver las condiciones aquí.

Prohibido el foie gras: Alimento censurado por maltrato animal y causa de obesidad

miércoles 26 de octubre, 2011

Prohibido el foie gras: Alimento censurado por maltrato animal y causa de obesidad

Prohibido el foie gras: Alimento censurado por maltrato animal y causa de obesidad

El polémico alimento ha estado en la mira de Asociaciones de protección animal, paneles de obesidad y diversas discusiones sobre sus propiedades y características. Se le acusa de poseer un contenido de grasa desorbitado y además de ello ser "fabricado" mediante técnicas de maltrato animal. California da un paso adelante en la toma de medidas radicales y prohíbe este alimento. La ley entrará en vigor en julio del 2012  y los que la incumplan serán perseguidos.

Martes, Octubre 25, 2011       Print-A A +A

 

Artículos Relacionados:  Prohibir la venta de refrescos en escuelas no es la solución ¿Impuestos gordos: Obesos flacos? Los refrescos dietéticos no siempre ayudan a controlar el peso

California sigue el ejemplo de países como Reino Unido, Alemania, Italia, Argentina o Israel en los que tampoco se permite su consumo y en los que, además, también está prohibida la producción.

La prohibición sólo se extiende a la venta del producto, por lo que la comercialización se podrá seguir realizando. Los californianos podrán acudir a otros estados a consumir el producto, ya que será el único lugar de EEUU, por el momento, que tenga una norma de este tipo.

 

Prohibir como medida de control

La prohibición se ha convertido en una medida coercitiva para paliar la obesidad y controlar los alimentos que consume la población en general. Los impuestos sobre los alimentos con alto contenido en grasa, los impuestos sobre las bebidas azucaradas y ahora la censura de un alimento graso, son medidas que invitan a reflexionar.

Algunos restaurantes afirman que incumplirán la ley y se arriesgarán a pagar la multa de US$1.000 diarios por tener en sus cartas dicho majar.

 

Foie gras: Asociaciones de protección animal Vs cocina gourmet

El foie gras entra a su vez en una polémica mayor, ya que la iniciativa de su prohibición la llevan grupos de protección animal que buscan evitar que los patos y gansos sean sobrealimentados para conseguir el "sofisticado alimento". 

Una doble batalla se ve reflejada en esta medida, ya que intenta proteger tanto a los animales como a las personas que lo consumen, ya que el contenido graso del foie gras es perjudicial para la salud, sobretodo, en exceso. 

Las asociaciones de protección animal pueden anotarse un pequeño triunfo en California. Una batalla un tanto perdida a nivel mundial, por ahora, ya que el foie gras es altamente apreciado en la cocina gourmet y es presentado como un manjar en múltiples países del mundo, independiente de su escabroso origen. 

La batalla legal en California

La prohibición no es nueva, pues se firmó hace ocho años, siendo gobernador Arnold Schawarzenegger, aunque es ahora, tras años de prórroga cuando parece que por fin va a entrar en vigor.

Durante estos años se ha debatido largo y tendido sobre el maltrato al que son sometidos patos y gansos en las granjas de engorde.

Gansos y patos víctimas de un platillo gourmet

Los grupos de defensa de derechos de los animales como People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), Farm Sanctuary y Humane Society of the United States aseguran que los animales son forzados a comer hasta prácticamente reventar para lograr que sus hígados aumenten espectacularmente de tamaño (hasta un kilo).

Esos hígados hipergrasos y calóricos se convierten después en un manjar muy apreciado por gran parte de los gastrónomos.

Chicago pionero, aunque luego la prohibición cayó

En 2006, Chicago prohibió también el consumo de foie gras, pero tuvo que rendirse ante la evidencia de que la mayoría de los restaurantes continuaban sirviéndolo a escondidas, camuflado bajo imaginativos nombres. La prohibición duró dos años.

Protegido en Francia  pero prohibido en otros países

Siendo un producto que forma parte del patrimonio cultural y gastronómico francés, es protegido en ese país, mientras que su producción ha sido prohibida en la mayoría de los países europeos, así como en otros países del mundo, como Argentina e Israel.

Subir